Los precios en el turismo espacial

No hay mucha información disponible sobre los precios del turismo espacial. Se suele hablar vagamente de que cuesta como 200,000 USD por viaje, y poco más. En este texto presentaré un poco de la información que he encontrado, así como algunos comentarios sobre la misma, declarando desde el inicio que habría mucho más que decir.

Virgin Galactic, la empresa que suele considerarse como más cercana al objetivo de realizar vuelos turísticos suborbitales, ofrece muy pocos datos acerca del precio en su web. El único dato que se da al respecto es que unirse a la comunidad de Futuros Astronautas de Virgin requiere un pago por adelantado de 250,000 USD. Es probable que poniéndose en contacto directamente con la empresa se reciba mucha más información, pero no he hecho mi tarea…

Blue Origin, que entró recientemente al grupo de competidores líderes en esta nueva carrera espacial merced a las declaraciones de su propietario, Jeff Bezos, quien se comprometió a enviar turistas al espacio en 2018, ni siquiera ha abierto las reservaciones. En su página para personas interesadas, se puede dejar los datos de contacto para recibir información de precios una vez se abran, pero nada más.

La empresa que sí ha colgado mucha información en su sitio web acerca de los servicios que ofrecen es XCOR. La oferta de esta compañía abarca varios programas espaciales diferentes, que presentaré a continuación.

Todos estos programas incluyen en su precio un curso de Tácticas de Misión en el cual se aprende los aspectos básicos para iniciar el viaje, así como tres noches de estancia en un hotel de lujo para dos personas. Todos los programas, excepto el Novato, incluyen también la revisión médica y la documentación en video tanto del entrenamiento como del vuelo (en el caso del Novato, se documenta sólo el vuelo).

  • Programa Fundador (Founder Program): Este programa, que ya no se puede adquirir al hallarse totalmente vendido, fue exclusivo para las primeras 100 personas que viajarán al espacio con XCOR (como el cantante y activista Bob Geldof, que presta su rostro en la página). Su costo era de 100,000 USD, de los cuales 75,000 debían pagarse como anticipo. El vuelo, que llevará a los participantes hasta una altitud de 100 km., se realizará en la astronave Lynx Mark II, saliendo del espaciopuerto de Curação o de Mojave. El entrenamiento incluye un vuelo acrobático de fuerza-G (el cual se lleva a cabo en un avión de hélice como el Slingsby T-67M 200 ‘Firefly’ o el SIAI Marchetti Sf- 260).
  • Programa Novato (Rookie Program): Por un precio de 150,000 USD (del que deben pagarse anticipadamente 20,000 USD), los participantes tendrán derecho a volar hasta los 100 km. de altura en el Lynx Mark II, que puede salir del espaciopuerto de Curação o de Mojave. La asignación de lugares se llevará a cabo después de que se haya pagado la mitad del precio total.
  • Programa Pionero (Pioner Program): Por un precio de 150,000 USD (del cual debe pagarse la mitad como anticipo), los participantes volarán en el Lynx Mark I hasta una altitud de 60 km., saliendo desde el espaciopuerto de Mojave. El entrenamiento incluye un vuelo acrobático de fuerza-G. La asignación de vuelo se llevará a cabo después de haberse abonado la totalidad de la tarifa.
  • Programa Futuro (Future Program): Al igual que el anterior, este programa tiene un costo de 150, 000 USD y debe pagarse la mitad como anticipo. El vuelo, que saldrá del espaciopuerto de Curação o de Mojave, se realizará en el Lynx Mark II, hasta una altura de 100 km. El entrenamiento incluye un vuelo acrobático de fuerza-G. La asignación de vuelo está garantizada, de modo que los clientes se encontrarán entre las 400 primeras personas en ir al espacio.
  • Programa Avanzado (Advanced Program): Incluye todas las características del Programa Pionero o el Programa Futuro, junto un entrenamiento mucho más completo, que incluye el paso por el simulador Desdemona para el evento Starwalker (no te lo pierdas), que reproduce diversos momentos destacados de la conquista del espacio, y un vuelo de fuerza-G en un avión a reacción L-39 Albatros. Además, este programa incluye un recorrido por el Hangar 61 del espaciopuerto de Mojave, un encuentro previo y charla con el piloto de la astronave, así como una réplica de la misma en escala. Su precio es de 185,000 USD, full fare. En este vuelo, la asignación de un espacio está garantizada.
  • Programa Icónico (Iconic Program): El programa más costoso de XCOR incluye todas las características del Programa Avanzado, además de numerosos extras. Uno de éstos es la realización de un video completamente personalizado y cinco minidocumentales para emitir a través de la web, elaborado todo ello por un equipo exclusivo de profesionales. Un reloj Luminox de titanio,  diseñado especialmente para XCOR (con precio de 1,900 USD) y una chamarra Spacelife (con un precio de 1,499 €) completan este paquete, que se ofrece a un precio de 235,000 USD full fare. Como sucedía con el programa anterior, en éste la asignación de vuelo también está plenamente garantizada.

Por cierto, si alguno de estos programas llamó su atención, pueden ir a la página de reservaciones de XCOR, en la cual también están los datos de contacto de sus Agentes Espaciales en Europa, Estados Unidos y Asia, en caso de que necesiten más información.

A botepronto, cualquier mercadólogo podría decir que la oferta de XCOR no está claramente compartimentada en cuanto al precio. Es eso que se llama alineación de precios o líneas de precio: si vas a comprar calzones y si te encuentras 100 modelos diferentes, desde 50 hasta 250 pesos, pues eso embrolla bastante la decisión de compra (¿compraré los de 88 pesos? ¿O los de 89? ¿O los de 90 pesos? Un lío… Algún indeciso patológico podría quedarse como Hamlet, diciendo “ser o no ser” con un calzón en cada mano…). En ese caso, sería preferible que hubiera, digamos, cuatro categorías (p. ej. de 50, 100, 200 y 250 pesos) lo cual te facilitaría bastante las cosas. La oferta de XCOR, en ese sentido, podría verse como mal alineada (o como que la empresa ni siquiera se ha planteado el tema éste de las líneas de precios).

Pero hasta cierto punto es lógico que no se lo hayan planteado. El turismo espacial no es un producto similar a los calzones (por muchas razones, creo que no hace falta dar todos los detalles;) Se trata de un producto extremadamente novedoso y totalmente de lujo. Está entrando en el mercado con la típica estrategia de descremado, dirigiéndose a un grupo muy selecto de consumidores innovadores.

Teniendo eso en cuenta, se pueden detectar algunos puntos fuertes de la estrategia de precios de XCOR, como por ejemplo, el hecho de que un elemento claramente diferenciador es la asignación de vuelos. La gente, como muestran algunos estudios de mercado (ahora mismo recuerdo el de Futron & Zogby) valora muy positivamente el hecho de ser pioneros, de modo que el orden en que vayas a volar es un asunto importantísimo. Quienes hayan elegido el Programa Fundador, además, ven recompensada su temprana apuesta por XCOR con un precio mucho más bajo de los que se están manejando ahora.

Por otra parte, los dos programas más caros están plagados de extras, para resaltar su carácter exclusivo. Esto me hace pensar en la teoría de construcción del producto, en el hecho de que los productos se construyen por capas, desde un producto básico o nuclear (en este caso la experiencia de volar al espacio). De momento, la industria es terriblemente joven, pero a medida que vaya creciendo, esta clase de consideraciones cobrarán cada vez más fuerza, hasta llegar a un punto similar al que la industria aérea enfrenta en nuestros días, con multitud de ofertas muy diferenciadas entre sí.

La altura del vuelo parece ser otro elemento que debería constituir un poderoso diferenciador. La diferencia entre 60 y 100 km. es muy grande, sobre todo desde el momento en que 60 km de altura está por debajo de la línea de Kármán, lo cual desde la perspectiva del cliente se traduce en que no llegas al límite del espacio, y por tanto no te califica para recibir “alas de astronauta” ni para presumir sobre eso (que también puede ser algo importante). O sea, que siempre podrá haber algún amigo medio ladilla que te diga “wey, no eres un astronauta propiamente dicho”. Sin embargo, el precio del Programa Pionero es igual al de los programas Novato y Futuro (ambos hasta los 100 km.). Supongo que en esta situación influyen los factores técnicos (sobre todo los costos ligados a tales factores).

Desde luego, algo que debe tenerse en cuenta es que el turismo espacial es un producto tan nuevo que, de hecho, ni siquiera existe como tal: hoy por hoy ninguna empresa ha mandado turistas al espacio. A medida que la industria crezca, y que el mercado se vaya ensanchando, los precios experimentarán una evolución, con toda probabilidad a la baja. Al menos esto es lo que señalan las previsiones. Este hecho ya merecería un estudio por sí mismo, y ahí están todos los análisis de potencial de mercado y demás, para ayudarnos a reflexionar.

En tal contexto, con una industria del turismo espacial mucho más desarrollada y un mercado mucho más amplio, será necesario ponerse a pensar con más detenimiento en las estrategias de precios utilizadas (y también en la de los niveles de producto). El arte de establecer los precios es, a mi juicio, una de las áreas más difíciles de la merca, y el turismo espacial no va a constituir ninguna excepción. Estas reflexiones simplemente querían contribuir a animar un poco el debate en nuestros días, cuando aún queda tiempo (¿cuánto?) por esperar.

José María Filgueiras Nodar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s