El turismo espacial en Oppenheimer Presenta

Ayer volví a ver el programa de Oppenheimer Presenta dedicado al turismo espacial, emitido en 2013, básicamente una entrevista a Richard Branson, el propietario de Virgin Galactic, que se contrasta con las opiniones de otros entrevistados. Éstos son figuras de tanto nivel como Sylvia Ospina, una especialista en derecho espacial, Adriana Ocampo, destacada geóloga planetaria de la NASA, y el mismísimo Buzz Aldrin, que no necesita presentación. Aquí comentaré solo la parte que corresponde al turismo espacial, pero se trata de una transmisión muy interesante, con referencias a las noticias del momento sobre la existencia de agua en Marte y bastantes cosas más.

Oppenheimer es un periodista muy serio, y sus preguntas son empáticas y bien planteadas. Desde luego, Branson nos da una cátedra de mercadotecnia aplicada en todas sus respuestas, destacando los puntos positivos del turismo espacial y de su producto, incluyendo las comodidades de que serán objeto los pasajeros de Virgin Galactic, o la ventaja de precio con respecto a la única alternativa disponible hasta ahora, las estancias en la Estación Espacial Internacional. En particular, hace mucho énfasis en el modo en que el turismo espacial colaborará al desarrollo de una industria espacial que puede cambiar muchas cosas en el mundo, hasta dándole acceso a Internet a quienes no lo tienen.

A Oppenheimer parece preocuparle mucho el valor que el turismo espacial puede tener para la ciencia, algo sobre lo cual interroga a todos los entrevistados. En ese punto, me quedo con la respuesta de la Dra. Ocampo. Ahora es entretenimiento, y probablemente vaya a serlo durante mucho tiempo. Pero también creo que, si tenemos en cuenta el papel que puede jugar el turismo espacial en el relanzamiento del interés por la exploración espacial, las posibilidades para la ciencia se multiplican, tal y como señala Aldrin.

En la entrevista, Branson aprovecha también para presentar fragmentos de su filosofía empresarial, como el parecido entre las empresas y las aventuras. Eso me recordó a algo que leí hace muchos años en un libro de Rüdiger Nehberg, el famoso aventurero alemán. No es cita literal, ya digo que fue hace muchos años, pero la frase venía siendo algo como: unos te pueden decir que la aventura es ir nadando hasta América solo con un cepillo de dientes; otros te dirán que es cambiar de trabajo o montar una nueva empresa.

Quiero cerrar este post con otra frase de Branson en la que todos los emprendedores deberían reflexionar. Oppenheimer le pregunta cómo se puede pasar de ser un pésimo alumno a ser un magnate, dueño de más de 400 empresas. Su respuesta: “entrar en acción y crear empresas para hacer una diferencia positiva en la vida de la gente”. Algo a lo cual, sin duda, el turismo espacial puede contribuir.

Enlace al programa: Pulsa aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s